Todo lo que debes saber para llevar lentillas

www.qvision.es

Si eres una de esas personas que habitualmente usan lentillas, este artículo te será de gran utilidad. Muchos no siguen las recomendaciones de su óptico a la hora de mantener sus lentes de contacto limpias y desinfectadas. ¿Qué consecuencias acarrea? Una incorrecta utilización puede provocar afecciones en el ojo como conjuntivitis crónica, queratitis, úlcera, anestesia corneal, ojo seco o basculación de la córnea periférica… Un riesgo demasiado elevado que se puede combatir siguiendo las siguientes recomendaciones.

La limpieza como aspecto esencialsink-400276_1280

  • Lavarse las manos con jabón pH neutro antes de tocar las lentes de contacto.
  • Lavar y desinfectar el estuche de las lentillas cada vez que se utilice.
  • Es conveniente cambiar el estuche una vez al mes o cada vez que empieces una nueva botella de solución para lentillas.

¿Conoces qué tipo de lentillas existen en el mercado?

  • Según el material con el que estén elaboradas:
    • Lentillas rígidas. Fueron las primeras que se crearon aunque poco a poco van sustituyéndose por las que tienen un material más blando porque no dejan pasar el oxígeno.
    • Lentillas semirrígidas. La evolución de las lentillas rígidas. Elaboradas con un material poroso que permite el paso del oxígeno. Ofrecen una calidad de visión óptima pero es un foco de suciedad debida al tipo de material que utiliza.
    • Lentillas blandas. Se caracterizan por el uso de agua en su composición. Se adaptan muy bien al ojo y permite perfectamente el paso del oxígeno. No son recomendables para corregir el astigmatismo y dentro de este grupo se encuentran las lentes de contacto desechables.
  • eye-211610_1280Según la vida útil:
    • Lentillas desechables. Con una duración limitada, que puede ser desde un día a una semana. Debido al cambio continuo de lente, el material no se estropea por lo que la salud ocular no sufre. Sin embargo, puede que económicamente no sea una opción demasiado rentable.
    • Lentillas de reemplazo frecuente. Son unas lentillas desechables que se pueden llevar un número limitado de horas y su duración suele ser de dos semanas, uno o hasta tres meses.
    • Lentillas clásicas. Éstas también tienen una vida útil aunque mucho mayor. Suelen durar entre uno y dos años.

Ponerse y quitarse las lentes de contacto

Una tarea que puede resultar complicada al principio pero que, con el tiempo, se convierte en un hábito que se realiza con mucha facilidad. Antes de ponérselas hay que comprobar que estén limpias. Coloca la lente en la punta del dedo índice y asegúrate que tiene forma cóncava. Baja el párpado inferior con el dedo medio y coloca la lentilla en el centro del ojo. Mira hacia abajo, suelta suavemente el párpado y parpadea.

Para sacarse las lentillas, es importante que la lentilla no esté pegada al ojo. Por ello, se aconseja parpadear los ojos para permitir que se pueda extraer la lente más fácilmente. Coloca el dedo índice sobre la lentilla y desliza hacia abajo. Utiliza los dedos pulgar y dedo índice para sacarla.

lentes-de-contacto

Opticas FloridaTodo lo que debes saber para llevar lentillas