Lentes Corneo-esclerales

Imagen 1

Son unas lentes muy cómodas de colocar debido a que se apoyan en la esclera, una zona del ojo que carece de nervios

Las lentes de contacto de apoyo escleral son un tipo de lentes semi rígidas con un tamaño mayor de lo habitual. Su diámetro es similar al de las lentes blandas. Gracias a ello, se pueden apoyar en la esclera (la parte blanca del ojo que es una zona inervada) y resultan muy cómodas de colocar.

Se utilizan en los mismos casos que una lente híbrida, en sustitución de la lente semirrígida cuando esta no alcanza las irregularidades periféricas de la córnea o no logra centrarse de forma correcta. Es lo que puede suceder, por ejemplo, en pacientes que se acaban de someter a una queratoplastia o en aquellos a los que se acaban de implantar anillos intracorneales.

Este tipo de lentes también es aconsejable para pacientes con ojo seco severo, patología que se convierte en un gran problema en el día a día por la constante incomodidad y picor ocular que genera. Ante esta situación, las lentes esclerales están especialmente indicadas porque, al ser más rígidas y grandes, pueden llenarse de lágrima artificial, creando un reservorio que mantiene el ojo permanentemente húmedo.

lente escleral

 

Principales ventajas

  • La córnea sufre menos, por lo que estas lentillas están especialmente indicadas para personas que presentan córneas irregulares o muy sensibles, o bien que, por la razón que sea, no toleran las lentillas convencionales.
  • Además de establecer un mínimo contacto con la córnea, estas lentillas proporcionan una superficie regular de protección de la misma que hace de salvaguarda ante traumas accidentales o por necesidad de protección adicional tras una cirugía.
  • En ciertos casos puede retrasar la necesidad de un trasplante por queratocono.
  • Se recomienda su uso a aquellas personas con ojo seco, a los que las otras lentes de contacto les producen irritación corneal.
  • Son cómodas y se pueden usar durante muchas horas al día.
  • Proporcionan una mejor visión que las lentillas convencionales, incluso en casos especialmente problemáticos como astigmatismos elevados, ojos muy deformados o córneas extremadamente irregulares.
  • Se ajustan muy bien al ojo, por lo que es más difícil que se caigan.
  • Este tipo de lentillas no acumulan materiales extraños en sus interior, como ocurre con las  blandas.
  • Al ser de mayor tamaño, son más fáciles de manipular, introducir en el ojo y limpiar.
  • Son muy permeables, por lo que entra más oxígeno a la córnea.
  • Permiten mantener una capa de líquido lagrimal entre la lente y la córnea, con lo que ésta se mantiene siempre húmeda.

Imagen 1web

La lentes esclerales se han popularizado bastante en los últimos debido a que, gracias a las nuevas tecnologías y materiales más perfeccionados y permeables utilizados en su fabricación, se ha mejorado mucho su aireación, ganándose en comodidad para el usuario.

Opticas FloridaLentes Corneo-esclerales